las fotografías más divertidas de tu nueva vida.

Las fotografías del día de la boda deben de ser glamurosas, deslumbrantes e impecables. Fotografías que representen uno de los días más importante de una pareja. Pero , ¿Qué pasa cuando el vestido blanco e impecable de la novia ha cumplido su cometido? ¿Y si la pareja quiere una fotografías nunca vistas, divertirse y plasmar realmente la felicidad entre ellos?. Aquí es donde entra la sesión de “Trash the dress”. Una moda que cada vez está cogiendo más impulso. Cada vez se busca más la originalidad y lo único que nos diferencie del resto. Esto es exactamente lo que nos ofrece este tipo de fotografías.

Queremos divertirnos con vosotros, y llevar vuestras fotografías de boda al nivel que se merecen. Aquí te damos las 6 razones por las que deberías realizar un Trash the dress inolvidable.

  1. Se terminó el nerviosismo, empieza la diversión: El día de la boda y los días previos, la pareja siempre está tensa pero ilusionada, nerviosa pero feliz… Vivís una montaña rusa de emociones. Pero cuando ya todo ha terminado podéis empezar a ser vosotros mismos y plasmar esa personalidad real delante de la cámara.
  2. Marca la diferencia y súbete a la ola: Todas las parejas tienen las típicas fotos impecables, con el pelo perfecto. Quizá alguna foto un poco más desenfrenada ya en el banquete. Es momento de mostrar quienes sois y lo felices que estáis juntos haciendo lo que os gusta y retratando lo que os define como pareja en unas fotos espectaculares.
  3. Cambia tu look: Es el momento de hacer algo más desenfadado, de soltarte el pelo si quieres, de que el novio se quitó la levita y se remangue los pantalones si quiere. Es el momento de mostrar vuestra forma más desenfadada y divertida al mundo.
  4. Dale el valor real a lo importante: El día de la boda y en los días previos, muchas veces se distorsiona lo realmente importante en el matrimonio. Vuestro amor. El día de la boda hay que estar atentos de que todo esté perfecto, la ceremonia, el peinado, maquillaje, que todos sus invitados estén perfectamente atendidos. Es hora de no tener temor a las críticas, ya que el trash de dress sí que se centra realmente en la pareja. El vestido, las apariencias ya no importan. Mánchate, corre, salta. Este es vuestro momento.Muestrale a tu pareja de quien se ha enamorado realmente.
  5. Muestra lo que os apasiona y define: Mostrar vuestras aficiones en común o realizar las ideas locas que no pudisteis llevar a cabo el día de vuestra boda, por qué decidisteis tener una boda más conservadora o no os llegaba el presupuesto. ¿Sois moteros? demostrarlo. ¿Sois neerds de Star Wars? es hora de poneros vuestros disfraces más locos.
  6. Poner un punto y seguido: Es el momento de cerrar un ciclo. Será como un lavado de cara, una forma espiritual y mental de afrontar el resto de vuestras vidas juntos. Empieza este nuevo camino que se abre bajo vuestros pies de la mejor manera que hay. Con una sonrisa.